El pensamiento político de Machiavelli

maquiaveloDurante los 18 años en que Machiavelli se desempeñó en el servicio civil, tuvo la oportunidad de participar de diferentes escenarios. Una de las tareas que le fue encomendada una vez fue la de dialogar con Luis XII.

El reinado de Luis XII no podría calificarse como uno a todas luces exitoso en todos los flancos; más bien, sería preciso decir que se trató de un reinado con bastantes fracasos en el campo de lo militar. Sus incursiones en la Italia de Machiavelli fueron, una sucesión de fracasos. No obstante, Luis XII conseguía a veces por la vía diplomática, lo que no conseguía con las armas.

En cierta ocasión, Machiavelli fue enviado a entrevistarse con Luis XII. Tal era la habilidad de Machiavelli en lo político, que logró convencer a Luis XII de que era conveniente continuar la guerra contra Pisa. No obstante, no fue todo lo que obtuvo Machiavelli de éste encuentro. El autor de “El príncipe” extraería de esta experiencia los cinco errores capitales del poder, y que están expresos en dicha obra.

Para Machiavelli, según se aprecia en su obra más conocida –y traducida a más de 50 idiomas- el príncipe ha de saber aparentar que está provisto de ciertas características positivas. A eso, Machiavelli suma que el príncipe debe ser capaz de fingir y disimular. Al respecto de la moral, Machiavelli dice que ésta debe estar subordinada a la razón del Estado, que se encarna en la figura del príncipe. Rechazaba la inclusión directa de una moral religiosa en el Estado porque sí; lo cual tiene consonancia con el rechazo de éste al moralismo de Savonarola, y menos rechazo al estilo de los Médici.

Aunque en “El príncipe” parece abogar por un reinado; y, en “Discursos de la primera década de Tito Livio”, por una república; debe considerarse que la intención de Machiavelli era dar una solución satisfactoria a la política italiana. Otros autores refieren que “El príncipe” está hecha claramente en tono irónico. El debate en torno a esto, está abierto hasta hoy en día.